Resumen Ejecutivo - Septiembre 2020

Monitor Macro


Las reservas del BCRA entran en cuenta regresiva.

Todos los gobiernos de Argentina terminan emitiendo los pesos que luego le corren contra sus reservas. Los pesos nacen ante la necesidad de financiar el déficit fiscal, pero genera un exceso de pesos en la economía que el sector privado los quiere cambiar por dólares, momento que llegan las restricciones de todo tipo y color para que la demanda de divisas no limpie las reservas del BCRA. Este gobierno no se escapa de esta lógica y la cuarentena aceleró el proceso.

Es cierto que este año varios países monetizan el déficit, o lo que es lo mismo, el Banco central compra deuda pública. Pero esta medida que para ellos es la excepción, para Argentina es la regla. Monetizar el déficit y esconderlo en el placard del Banco Central en forma de leliqs hasta que desborde, es una forma de vivir de Argentina. Por algo la consecuente inflación es estructural. Hoy se llaman leliqs, ayer se llamaban Lebacs, en los ´80 se llamaban "depósitos indisponibles".

Este año el déficit del Estado serán 4 billones de pesos, que se desagrega en 3 billones el Gobierno Nacional (estimación oficial) y casi 1 billón de pesos de déficit cuasifiscal del BCRA, al pagar intereses de las leliqs.

En dólares y redondeando sería un déficit de USD30 mil millones del Gobierno y USD10 mil millones de déficit del BCRA. El déficit total del Estado Argentino cercano a USD40 mil millones, 10% del PBI.

Un déficit de esta magnitud sólo se vio tras el plan Gelbard de Perón en su tercera presidencia, preludio al "Rodrigazo" que culminó en tres dígitos de inflación por primera vez en la historia argentina.

table01

La dinámica es un clásico que ya conoce todo argentino, no por casualidad ya 5 millones compran dólares todos los meses. Una vez los pesos emitidos para financiar los déficits, el Estado impone controles cambiarios para impedir que esos pesos se puedan usar en el mercado de oficial de cambios y "les coma las reservas".

Pero eso no alcanza, para contener la brecha y el dólar paralelo, el propio BCRA arma una bicicleta financiera con las leliqs, los tienta para se queden en pesos "haciendo tasa", zanahoria que evita que inflen los precios de los dólares paralelos.

Ahora estamos en esta etapa. Llenando a reventar de leliqs al BCRA y comiendo en turnos las pocas reservas que quedan. En sólo 8 meses se duplicó el stock de Leliq + pases, mientras descienden las reservas del BCRA.

table02

¿Qué implica reservas netas negativas?

El saldo comercial acumula un superávit cercano a los USD10.000 millones en lo que va del año y no obstante el BCRA perdió USD2.000 millones de sus reservas brutas en igual periodo.

Peor aún, en lo que va del año tres eventos inflaron las reservas brutas en USD5.000 millones, logrando maquillar la real pérdida de reservas estos 8 meses.

  • El primero fue la disparada del oro que permitió al BCRA tener una ganancia de USD1.200 millones.
  • El segundo, la apreciación del yuan frente al dólar, elevado las reservas en USD1.400 millones vía swap chino.
  • El otro evento fue la cancelación de préstamos en dólares en el sistema financiero local. Los bancos están obligados girar al BCRA los dólares que el sector privado le devuelve por los préstamos, inflando el nivel de encaje en USD2.500 millones en el año.

Estos efectos que suavizan el real descenso de las reservas brutas, no lo hace en las reservas netas que en el año arrancaron en USD10.000 millones, y ahora sólo quedan menos de USD2.500 millones.

table03

table04

  1. Vale recordar que las reservas Brutas están infladas por el Swap Chino, un préstamo por USD19.000 millones que Argentina no está usando. Pero que si lo activa será a una tasa cercana al 7% anual, además de poner a la argentina en el selecto club de países que son financiados por el Partido Comunista Chino.
  2. El préstamo del BIS es pura contabilidad, te presta 3.000 millones si le depositás en garantía USD 3.000 millones.
  3. Los DEG del FMI no son dólares.
  4. Los encajes no hay duda de que son dólares genuinos, pero tampoco de que son del sector privado.
  5. Por último, el oro hoy suma USD3.900 millones, pero la mayor parte no se puede vender dado que está físicamente en baires y la parte que está en Inglaterra es minoritaria.

Una vez que se limpian todos estos conceptos, al BCRA le quedan reservas netas por USD2.500 millones.

Si en 8 meses el BCRA perdió 7.500 millones de las reservas netas pese al saldo comercial de 10.000 millones, esta misma dinámica en breve llevará las reservas netas del BCRA en terreno negativo.

Cuando lo haga, implica que el BCRA vende a "precio amigo" dólares que ni siquiera son del BCRA. Simple, en terreno negativo lo que vende son los dólares que respaldan los depósitos en dólares del sector privado. Esto ya sucedió a fin del 2015: un BCRA sin nada que vender más que promesas de dólar futuro, terminó con reservas netas negativas en -USD250 millones.

En definitiva, Argentina discute siempre lo mismo, porque siempre hace lo mismo. Más simple, Argentina dejó de crecer cuando dejó de tener como norte el comercio exterior. Cuando hizo carne el "vivir con lo nuestro". Un país que se codeaba con los países desarrollados, pasó a "país frontera" casi sin escala y en sólo 70 años. La nueva meca es el mercado interno y manejado corporativamente desde el Estado. Los negocios ya no nacen de una buena idea, sino en el escritorio correcto. Modelo que en el mundo quedó sepultado entre los escombros del muro de Berlín y no obstante Argentina insiste en resucitarlo, buscando ya desesperadamente ideas frescas entre sus piedras.


 

Esta columna se publicó este fin de semana en Infobae

Acceda a la versión PDF del informe, en el cuál también dispondrá de acceso al anexo con todos los datos de coyuntura, además de nuestras proyecciones de cierre 2020 y escenario 2021.

--

logo econometrica 312x83

Lavalle 465, Piso 2 C1047AAI
Buenos Aires, Argentina
www.econometrica.com.ar
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Tel: (+54 11) 4322-4668