Informe Especial - Mayo 2019

Sistema político/electoral norteamericano: reformas en suspenso


Luego de su amplio triunfo en las elecciones parlamentarias del pasado noviembre, la recientemente electa mayoría del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes necesita alcanzar un delicado equilibrio entre llevar a cabo la investigación de las numerosas irregularidades cometidas por la Administración Trump, reclamada por gran parte de su electorado e ignorada por la anterior mayoría Republicana, y al mismo tiempo demostrar que están en posición de gobernar, implementando las medidas políticas, económicas y sociales en las que basaron su campaña.

Y ese equilibrio se torna más difícil ante la división del partido entre la impetuosa e impaciente nueva generación y los más experimentados miembros tradicionales del mismo.

Sin embargo, hasta el presente los legisladores Demócratas están demostrando que pueden lograr ese equilibrio. Luego de enunciar en su "Green New Deal" una serie de objetivos loables aunque de poco probable implementación, la totalidad del bloque partidista y sin el apoyo de los legisladores Republicanos, logró aprobar su primer proyecto de ley, HR1 o "For the People Act" (Ley para el Pueblo), que contiene una serie de reformas necesarias para una mejor democracia.

Es evidente que el proyecto no tiene ninguna posibilidad de convertirse en ley dado que el líder de la mayoría Republicana en el Senado ha manifestado que no tiene ninguna intención de permitir su tratamiento en la Cámara Alta, y la Casa Blanca también ha expresado su oposición.

Pese a ello, el proyecto contiene una serie de medidas que expresan las prioridades del partido y probablemente constituyan la base de las propuestas para lograr la mayoría en el Senado en las elecciones de 2020. Los puntos más salientes de HR1 son:

A. Medidas para facilitar el acceso a las urnas

a. Registración automática de votantes. Las normas actuales requieren una acción expresa de los ciudadanos para registrarse, lo cual contribuye a la baja participación en las elecciones.
b. Dos semanas de votación temprana en el periodo inmediatamente anterior a la fecha de los comicios.
c. Feriado nacional el día de las elecciones, que actualmente ocurren en un martes laborable, dificultando el acceso de los trabajadores a los lugares y horas de votación.
d. Clarificación de las normas sobre identificación de votantes en el acto electoral, como reacción ante las crecientes trabas establecidas al respecto con la excusa de evitar supuestos votos fraudulentos.

B. Medidas para mejorar la representatividad

a. Asignar la responsabilidad de diagramar los distritos electorales a comisiones integradas por especialistas independientes. Actualmente esa función la cumplen las legislaturas estatales que tratan por todos los medios legales de estructurar las circunscripciones de modo de maximizar las probabilidades de triunfo de los candidatos del partido mayoritario, en la práctica llamada "gerrymandering" que fue descripta en un trabajo anterior.

b. Reducir la influencia de los donantes de cuantiosas sumas mediante incentivos a los candidatos para financiar sus campañas con pequeñas contribuciones, como el pago del 600 por ciento del total de tales contribuciones recibidas por un candidato. Además, establecer la obligación de declarar el origen de las donaciones. La enorme influencia de las mega-donaciones se incrementó con el fallo de la Suprema Corte con mayoría conservadora, en el caso conocido como Citizens United, que declaro que las empresas son "personas" con derecho a la libertad de expresión, manifestada en las contribuciones monetarias.

c. Protección de las elecciones. Ante las utilización de medios electrónicos por parte de Rusia y quizás otros países para interferir e influenciar las elecciones de 2016, la nueva norma exige el respaldo de la votación con boletas impresas. Además, dispone la provisión de fondos a los estados para mejorar sus sistemas electorales y requiere a los proveedores de sistemas electorales denunciar cualquier intento de violación de la seguridad de sus sistemas o procesos.

d. Transparencia y anti corrupción. Todos los candidatos presidenciales deberán hacer públicas sus declaraciones de impuestos. Tema sumamente irritante para Donald Trump, que se ha negado a hacer conocer sus presentaciones impositivas con la excusa, no probada, de que se encontraba sujeto a una auditoria.

La mera enunciación de las medidas incluidas en el proyecto lleva a pensar cómo es posible que en una de las mayores democracias del mundo no solo no sean parte del sistema vigente sino que también enfrentan serios obstáculos para su eventual implementación. Sobre todo teniendo en cuenta que aún si el partido Demócrata recuperase la mayoría en el Senado, la implementación de este tipo de medidas requeriría el voto favorable del 60 por ciento de los senadores según las reglas vigentes en la Cámara Alta.

En las semanas transcurridas desde la preparación de la presente nota, los Representantes demócratas lograron la media sanción de más de un centenar de leyes, incluyendo el tratamiento separado de cada una de las iniciativas de HR1, además de medidas sobre asistencia médica y control de armas de fuego de alto poder.

Sin embargo, ninguna de esas leyes ha recibido tratamiento el Senado, cuyo líder, el republicano Mitch Mc Connell, tiene la facultad de decidir qué proyectos se tratan en la Cámara Alta. El efecto de esa maniobra es que toda la discusión en los medios se centra en el informe Muller y los pedidos de investigación de las acciones y finanzas de Trump, relegando a la oscuridad los intentos demócratas de cumplir con sus promesas electorales y las demandas de la población.

--

logo econometrica

Lavalle 465, Piso 2 C1047AAI
Buenos Aires, Argentina
www.econometrica.com.ar
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Tel: (+54 11) 4322-4668